jueves, 10 de julio de 2014

La felicidad, y saber buscarla

Sueño con poesía, lugares lejanos que nunca visitaré, ¡¡O tal vez sí!!.
Me muevo a un ritmo vertiginoso que me lleva la vida, sin apenas respirar. Y estoy cansada, no me das tregua para soñar, creo que nunca pasará, que no habrá ilusión por algo más.

Y veo como gira la vida pero siempre igual, no cambia, y no paro, y ...¿para qué correr?, ¿es que sirve de algo?. Me han dicho que sirve para sobrevivir en ella, que hace falta trabajar, ganar dinero...y no paro, y estoy aburrida.
 Recuerdo un tiempo mejor, donde apenas trabajaba tenía tiempo libre, para pasear, hacer amigos, reir y ser feliz. 
Es verdad que en ese tiempo no tenía coche, iba en bus, ni móvil, quedaba con mis amigas de palabra con un: .-Oye...mañana a las cinco, y con eso bastaba-. No viajaba más lejos de lo que me llevaba la bici, y la playa que me bañaba tenía arena negra.  Por la noche, no teníamos para copas así que sólo bebíamos un refresco a veces compartido. Y con un café pasábamos la tarde jugando en un pub a cartas.  En cuanto a la ropa no tenía para modelos, pero como tenía buen cuerpo daba igual ir de rebajas porque me quedaba bien ja,ja (no como ahora, bendita juventud). Comía menos helados y chuches por no poder comprarlas, entonces no me preocupaba de los kilos y estaba más ágil.


¡¡Y era muy feliz!!!...¿entonces el dinero da la felicidad, o la perjudica?

Hay una peli que me encanta "En busca de la felicidad", si la veis visto sabréis que al final dice el entrevistador: ¿ha sido tan fácil como ha parecido? y el dice que no.

Pues cuando acabé los exámenes me recordó, aprobé pero si supieráis que iba a los médicos con mi madre con el libro, que iba corriendo a todos lados para ayudarla, poder trabajar, estudiar. Fue de locos, y aprobé, pero lo primero que recordé fue la peli.






No hay comentarios: