sábado, 28 de diciembre de 2013

Las fiestas de Navidad, cenas de empresa y demás

La verdad sea dicha, que he tenido dos cenas. La primera informal con compañeras, la segunda formal con plantilla y jefes. Dos comidas : la primera con amigas que nos juntamos de hace varios años y la segunda, de mi segundo trabajo, que me falta por hacer. Los demás, son comidas y cenas con la familia.

Todo esto, me creó pereza, fatiga, e incluso algo de ansiedad, de decir, tengo que, comprar regalos y vestidos para las ocasiones: salir, beber vino, bailar, quedarme afónica, trasnochar con el frío, y un sinfín de penurias para mí.

Pero he de decir que he visto el calor de la amistad, me he reído, he estado con amigos, nos hemos abrazados y compartido momentos, fotos y  bailes.

En conclusión: No debemos cerrarnos a la pereza, hay que compartir, aunque nos cueste  un poquito por  las típicas cosas; dolor de pies por tacones, sueño, jajaa y demás.

Besitos.




2 comentarios:

Mi sol dijo...

Realmente vale la pena salir, te abre la mente, te libera de los problemas diarios, el cansancio...

Para que? para disfrutar de una copa, de amigos, del aire libre o un ambiente con mucha musica y buena compañia...

Realmente creo que vale la pena levantarse, intentarlos, despejarse, hay mucho tiempo para dormir, pero no siempre hay personas que te inviten a salir...

Saludos!

Vick-al dijo...

Pues sí, a veces da algo de pereza o no tienes ánimos, pero mira, luego sales un ratito y como dices te despejas y te alegras, y te das cuenta que hay gente buena que merece la pena aunque andes sin ganas, saluditos.

Gracias por tus comentarios y bienvenida :)