martes, 12 de septiembre de 2017

Praha, bonita

Para empezar ésto es una tan sólo una minúscula muestra, puesto que Praga es todo lo que puedes ser capaz de mirar.

- ¿Qué os diría yo?... pues Praga es; cada edificio, cada rincón, cada detalle.

 Es algo que no se puede contar con pocas palabras, puesto que cada momento de tu paseo puede provocarte diferentes sensaciones. Ya puede ser  al contemplar  sus iglesias, como sus arquitecturas. En cada fachada hay una historia diferente, o así lo imaginas, es muy romántico. 

El puente de Carlos IV del siglo XIV, es algo que impresiona, allí fue empujado al mar a San Juan de Nepomuceno (Patrón de Bohemia)

El reloj astronómico, una maravilla.


Cada torre, puente, río.....


Déjate llevar por la ilusión y visita Praga.



























5 comentarios:

Jose dijo...

Pa pegarme que el último comentario que te hube escrito, fuese en diciembre del año pasado. Imperdonable.

Muy bonitas las fotos, las veo siempre pero como te habrás en escrupuloso silencio.

No voy a hacer promesas que no estoy seguro de poder cumplir pero mi intención es la de estar más atento. Y a leerte si algo cae.

Besos ;)

Vick-al dijo...

Vale, cuando gustes, las cosas ha que hacerlas de corazón cuando surjan y no por obligación, si me escribes sincero aunque sea una vez en un año o dos o no sé, que da igual, mientras ese día sea de verdad porque te apetece acompañarme un poco en la vida

Muchos besos Jose.

Yo dijo...

Pues sí, Vick. Los móviles con internet han hecho mucho daño. Al menos en cuanto a mí respecta.

Cuando los teléfonos sólo valían para llamar y mandar sms, tenía que encender el ordenador para mirar el correo, leer los blogs... En resumen: para conectarme a internet por derecho. Desde que tengo internet en el móvil, es como que me cuesta encender el ordenador. ¿Para qué? Si ya puedo leer todo desde ahí sin tener que conectarme expresamente. Lo que pasa es que en el móvil (y hablo por mí) lees, pero escribir en ese recuadrito chico que sale para los comentarios da más pereza. Que para después releer lo que has escrito no veas la que hay que liar para verlo entero...

Y al final... lo vas dejando, lo vas dejando... y es lo que dice Jose. Imperdonable perder el contacto así con la gente (la buena gente, encima) por semejante tontería. Y siempre dices igual: Esto no puede ser. Tengo que encender esto con más frecuencia. Pero luego al final te vuelve a pasar lo mismo... Y así estamos.

En fin, que yo quiero acompañarte en la vida. Porque aunque me pegue tiempo sin pasarme por aquí, tú me acompañas en la mía. Porque un día fuimos todos una gran familia. Y aquí hemos pasado grandes ratos de relatos, conversaciones, intercambio de opiniones y vivencias. Y sólo por eso, os aprecio, os quiero y os llevo siempre en el recuerdo como esas personitas que me acompañaron y me hicieron feliz en mis tiempos "dorados" de blogger.

Besitos para los dos ^^

Vick-al dijo...

Pues espero que sigamos hasta viejitas, perfeccionemos nuestros sueños escribiendo lo que nos pide el corazón y así podamos seguir soñando, y sobre todo nos acompañamos en este largo trayecto de nuestras vida. Porque escribir para mi es expresar mejor o peor una parte de mi ser. Muchas gracias es un honor como siempre tenerte, tienes mucha luz y eso motiva. Besitos.

Yo dijo...

Vaya, qué bonito, Vick. Nadie me había dicho nunca eso de que tengo mucha luz. Yo siempre me veo apagada, porque tiendo a verlo todo negro... Me ha hasta sorprendido que a alguien le pueda parecer que tengo luz...

Me alegro si a ti mi pequeña llama de candil :P te alumbra un poco :D. Eso sí que motiva.

Besitos, reina.