domingo, 30 de octubre de 2016

La fuerza de un sueño

En mi corazón habita un sueño, es un sueño de apariencia frágil,  tal como un susurro pero fuerte por el tiempo que llevo soñando con él

Es él cuando parece que se derrumba sin señal, con la ausencia, con mi impaciencia, con mi tristeza.

Pero... aunque no sea un sueño real, si hubo un tiempo que cautivó mi alma, mi corazón y mis sentidos a la máxima potencia.

Ahora no queda nada de mi sueño, tan sólo habita en mi lágrimas, en mi marchita vida sin él. 

Siento la tristeza porque he de decir que fuí muy feliz, cuando mi sueño era vida, yo veía la vida en transparente, mi boca era la suya, mis ganas me las calmaba, y mi deseo fluía  fuerte a su lado, yo vivía como la propia naturaleza.

Ahora sigo soñando, aunque la realidad me dejó sin esperanza, sin fuerzas, las agoté en amarte con la fuerza de un ciclón en el pecho, pero...¡quién sabe, tu fuerza fue mi gran amor! 

2 comentarios:

Yo dijo...

Me recordaste a una canción de El Pacto que habla justo de eso y se llama "Déjame soñar". Creo que te gustará. La canción y la letra. La canción en sí misma porque la voz de la Ana es muy dulce y melódica y la letra porque habla un poco de eso que es tan de nosotras de estar en nuestro mundo y que nos dejen seguir en él. Ella va caminando ajena a todo y se le va sumando gente sin que apenas se dé cuenta y al final se evade del todo y se va...

Vick-al dijo...

Es preciosa, que nos dejen soñar, si, a mi es lo que más me gusta ir a mi manera, jugar, andar, despitar, y que no me bajen de la nube que estoy feliz allí, es un poco mi esencia

Pienso que la gente siempre se une a la gente que transmite paz y confianza, creo yo.


Gracias por tus canciones, no las conocía.