domingo, 12 de abril de 2015

¿De qué somos capaces?. ¿Realmente hacemos lo que sabemos o lo que nos dejan?. ¿Por qué nos paran los pies, de qué tiene la gente miedo?. ¿De que seas tú más capaz?. O puede que la respuesta sea porque necesitan ellos realizar las mejores tareas para sentirse más interesantes y no dejar que nadie les ayude a esas actividades porque si no bajarían su posición. Por lo tanto pienso yo...tanta gente cualificada que no tienen oportunidad, y no les dejan ese hueco en el ámbito laboral para demostrar que son más capaces para así poder "avanzar", ya que  en ese puesto se sitúan  algunas personas que a pesar de estar más anticuados y con técnicas más obsoletas no permiten "dejar hacer".

San Sebastián, un sueño
Lo peor de todo es cuando veo, que hay personas que sutílmente apartan a otras, prefieren trabajar más o llevar más lío con tal de que no les arrebaten lo que supuestamente tampoco es suyo. Pero son los típicos pelotas que están detrás y delante de un jefe. -Yo con eso no puedo-.

Por suerte también hay gente cooperativa y que ayuda -con cuidado claro-, siempre y cuando no les perjudique. Es cierto que todos buscamos nuestro lugar en cierta manera y marcar "un territorio". Pero eso es una táctica efectiva, es más yo pienso que muy errónea. A mí me gusta el trabajo en "equipo", me gusta preguntar, ver opiniones, sacar proyectos con personas, ya que el resultado, es más rico, más ingenioso. Yo no creo que tanto que dicen de la experiencia, aunque es importante sea lo más esencial, from my point of view (como decía mi seño de inglés jaaja en los tiempos mozos),  lo que importa es la ilusión y las ganas de crear en positivo.

Pero todavía hay que cambiar mucho, a veces tengo el presentimiento que no evolucionamos lo suficiente, que tenemos miedo; callamos, criticamos, ocultamos y pisamos, y digo yo...-¿cómo se puede trabajar así?. Yo no creo que nada de estas artimañas absurdas sea bueno para una empresa.

No hay comentarios: